ENDODONCIA EXCLUSIVA

Dra. Otheo de Tejada Azabal

 

La Ortodoncia es la parte de la Odontología que se encarga de alinear los dientes, corregir los problemas de mordida, corregir los problemas de los huesos maxilar y mandíbula, y guiar la erupción de los dientes.

¿Por qué es importante corregir estos problemas? Los dientes rectos y alineados ayudan a una correcta mordida, masticación y habla. También son importantes en la salud de dientes y encías y en la prevención de enfermedades a nivel general.

Ayudan a mejorar la autoestima y mejoran la imagen de una persona, cualidades muy importantes a cualquier edad. Una apariencia saludable y agradable es un componente vital para la autoconfianza, que siempre suele mejorar tras un tratamiento de ortodoncia al proporcionar una simetría y belleza a los dientes, labios y cara. En este sentido, la Ortodoncia puede aumentar el éxito de una persona y mejorar su actitud general frente a la vida.

 Los dientes alineados son menos propensos a caries y a enfermedad de las encías. Se tiñen menos y se deposita en ellos menos sarro y placa bacteriana. Además son más fáciles de cepillar y de mantener en salud.

Los problemas ortodóncicos que no se tratan, suelen empeorar con el tiempo. Pueden producirse caries, enfermedad de las encías, destrucción del hueso que rodea al diente y dificultades digestivas en la masticación. Los dientes malposicionados pueden condicionar. una función masticatoria ineficiente, sobrecarga de algunas piezas y dolores de cabeza y cuello.

Un tratamiento de ortodoncia para corregir este tipo de problemas antes de que surgan estas consecuenias nocivas será mucho menos costoso que el tratamiento restaurador necesario para corregir los problemas más serios que surgirán a lo largo de los años.

¿QUÉ DEBO SABER SOBRE LA ORTODONCIA?

Antes de la Ortodoncia…

En la primera visita (GRATUITA y sin compromiso) el ortodoncista le orientará sobre los problemas y necesidades de su caso concreto y las distintas alternativas de tratamiento para resolverlo. El ortodoncista le indicará la necesidad de realizar un estudio previo para la planificación de su caso en una posterior visita antes del inicio del tratamiento. El estudio consta de unas radiografías, unos modelos de la boca y unas fotografías de la cara, labios y de la boca. Es nuestra intención que salga de esta primera visita siendo más consciente de su completo problema dental que antes, más consciente de las opciones de tratamiento de las que dispone y completamente enterado de los costes que supondría. Creemos que de esta manera abierta podremos mantener una buena relación de confiancia y participación mutua en el tratamiento.

Durante la Ortodoncia…

Durante los meses en los que se vaya a desarrollar el tratamiento, deberán establecerse unas revisiones periódicas que normalmente serán mensuales. La falta de cumplimento de estas revisiones puede alargar y empeorar el resultado del tratamiento. Será importantísimo que se extremen las medidas de higiene ya que con los aparatos lograr una higiene completa es más difícil. Se debe cepillar 3 veces al día, todos los días, después de cada comida. La falta de higiene enlentence el curso del tratamiento y produce caries y gingivitis. A lo largo del tratamiento, el paciente debe colaborar estrechamente con el ortodoncista. Debe seguir estrictamente las indicaciones de uso de los aparatos para asegurar el buen efecto. La falta de colaboración y de uso de los aparatos, higiene, o en acudir a las visitas, alarga y empeora el resultado del tratamiento.

Después de la Ortodoncia…

Tras la retirada de los aparatos se deberá llevar unos aparatos que mantengan la nueva posición de los dientes o los huesos. El ortodoncista indicará el tiempo que se deberán llevar los aparatos de retención. La falta de uso de los aparatos de retención llevará a una recaída de la maloclusión. Tras la finalización del tratamiento, se establecerá una pauta personalizada de revisiones periódicas. En ellas se realizará una revisión odontológica y se comprobará el estado de la retención y estabilidad de su caso.Estas revisiones se podrán hacer cada 3, 6 ó 12 meses.

LA ORTODONCIA EN LA FAMILIA

NIÑOS

Según la Asociación de Especialistas en Ortodoncia se recomienda una primera visita al ortodoncista entre los 6 y 7 años de edad. A edades tempranas se deberán tratar los problemas óseos y los graves problemas dentarios. A edades más tardías, a partir de los 12 años, se tratan la mayoría de los problemas dentarios. No hay una edad concreta para empezar el tratamiento por lo que es fundamental decidir el momento adecuado de comienzo para lograr un éxito y eficacia del tratamiento en cada niño.

ADOLESCENTES

A partir de los 12 años, cuando suele haberse completado el recambio dentario, es la edad en la que se tratan la mayoría de los problemas dentarios. Ya no se está a tiempo de corregir problemas óseos, salvo con cirugía de huesos. Sí se podrán corregir los apiñamientos y malposiciones dentarias.

ADULTOS

Nunca es demasiado tarde en la vida para el comienzo de un tratamiento. La ortodoncia no es cosa de niños. El tratamiento de ortodoncia a edades adultas puede aportar numerosos beneficios desde el punto de vista de la higiene dental y de la conservación de los dientes. A diferencia de los niños, no podremos actuar sobre los problemas óseos con nuestros aparatos. Requeriremos para ello la cirugía de maxilares, que será una gran aliada. Antes de comenzar el tratamiento debemos asegurarnos de que existe una correcta salud periodontal, que con frecuencia está afectada en adultos. Si este es su caso, se requerirán tratamientos previos para llevar a la boca a una completa salud antes de comenzar.

¿USTED RONCA?

El ronquido está causado por una obstrucción parcial de la vía aérea durante el sueño debida a una relajación de los músculos del cuello, que condiciona la vibración de los tejidos blandos, causando el sonido del ronquido.

Numerosos factores incrementan las probabilidades de roncar: alteraciones anatóminas de la vía aérea, sobrepeso, aumento de edad, vida sedentaria, abuso de alcohol y sustancias sedantes…

Algunos roncadores durante la noche dejan de respirar y roncar por unos segundos y a continuación tienen una aspiración brusca y tosen. Esto puede ocurrir en numerosas ocasiones durante la noche. Esta parada en la respiración se conoce como Apnea. La mayoría de los pacientes no son conscientes de estos episodios durante la noche. Cuando alguien sufre apnea suele asociarse a un mal descanso nocturno, somnolencia diurna, estrés, falta de energía y otros problemas de salud como hipertensión.

Si padece alguno de estos problemas, puede mejorar o solucionarse con un aparato individualizado de avance mandibular para mejorar su calidad de vida y la de su pareja. Es una opción de tratamiento sencilla, mínimamente invasiva y plenamente reversible, lo que confiere una facilidad e inmediatez terapéutica.

El aparato una vez colocado en la boca, le mantendrá la mandíbula en una posición avanzada, produciendo un incremento del tono muscular de la vía aérea, impidiendo que se colapse durante la relajación del sueño. Así se facilita el paso de aire eliminando el ronquido y mejorando los episodios de apnea, para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

¿CUÁNDO SE TRATA DE UNA URGENCIA?

BRACKET o BANDA CAIDO o SUELTO

Como norma general, esto no debe ser una urgencia. Suele ser suficiente con indicarlo al ortodoncista en la próxima visita. En ocasiones, el bracket o la banda pueden desplazarse por el arco y causar alguna pequeña molestia. En tal caso se deberá acudir a la clínica y emplear cera de ortodoncia para evitar la aparición de heridas.

DOLOR O MOLESTIA EN LOS DIENTES

Cuando comienza el movimiento dentario, se estiran las fibras y los ligamentos del diente. Esto condiciona determinadas molestias durante 3-4 días fundamentalmente durante la masticación. Se podrán tomar antiinflamatorios habituales pero como norma general, con la ingesta de dieta blanda los primeros días, es suficiente.

IRRITACIÓN DE LABIOS O MEJILLAS

Cuando se colocan los aparatos en la boca, puede producirse algún pequeño roce con los labios o mejillas. Para evitar la aparición de heridas, se debe emplear la cera o silicona de ortodoncia cuando se detecten molestias. En ocasiones, el paciente puede presentar alguna alergia a los materiales de los aparatos. Por ello, si se detectan grandes irritaciones se debe consultar inmediatamente con el ortodoncista.

HERIDAS EN LA BOCA

Cuando se colocan los aparatos en la boca, puede quedar algún elemento punzante o poco suave que, con el roce repetido, produzca pequeñas heridas en la boca. Para ello se debe emplear cera o silicona de ortodoncia para suavizar la zona y evitar el roce. Es preferible emplear la cera cuando aún no hay ninguna herida y comienza a rozar, con el fin de evitar la aparición de ésta.

ALAMBRE O LIGADURA PUNZANTE

Tras la revisión ortodóncica no es infrecuente que algún alambre no haya quedado perfectamente cortado y pinche en algún lugar de la boca, especial en las zonas posteriores de la boca. Hay tres soluciones. Colocarse cera en la zona punzante, intentar uno mismo cortar el elemento punzante o acudir a la clínica para cortarlo.

TRAUMATISMOS

Si por una caída o golpe brusco se sufre un traumatismo en los dientes, hay que mantener la calma y tener claro las pautas de actuación. Si ha sido un golpe sin fractura, se debe acudir a la clínica para hacer una exploración de la zona y comprobar radiográficamente su afectación. Si ha sucedido una fractura, se debe buscar el fragmento de diente roto y acudir a la clínica para restaurarlo. Si se ha caído el diente por completo (avulsión), se debe buscar el diente, lavarlo bajo el grifo de agua sin frotar y volver a colocarlo en su sitio. Si por miedo o incapacidad uno no es capaz de volverse a colocar el diente, se debe acudir con urgencia a una clínica para que lo reimplanten. El diente se debe transportar en agua o preferiblemente en saliva.

!Llámenos si se encuentra en algunos de estos casos, le atenderemos inmediatamente!